LIBERACIÓN DEL SISTEMA LÍMBICO A TRAVÉS DEL SHIATSU.

LIBERACIÓN DEL SISTEMA LÍMBICO A TRAVÉS DEL SHIATSU.

El Sistema límbico, también llamado cerebro medio, se sitúa inmediatamente debajo de la corteza cerebral, comprendiendo centros importantes como el tálamo, hipotálamo, el hipocampo y la amígdala cerebral. En el ser humano, estos son los centros de la afectividad, y es aquí donde se procesan las distintas emociones y el ser humano experimenta penas, angustias, y alegrías intensas. El sistema límbico es el lugar de almacenaje de todos los recuerdos del pasado y de todas las idiosincrasias creadas por las experiencias externas y la infancia, siendo además centro de integración de respuestas homeostáticas, de la conducta sexual y de la motivación. Por ello, el sistema límbico se conoce como el asiento del yo subconsciente.  

En las culturas materialistas, la vida de la gente se centra en la discriminación y en la racionalización, que son funciones llevadas a cabo por el cerebro frontal. El aumento de la actividad del cerebro frontal aumenta la acción consciente del ego e inhibe la función del sistema límbico del cerebro medio. Esto debilita la capacidad de entrar en empatía con la vida de los demás y la capacidad de sentir realmente la fuerza y vitalidad de las energías de la vida.

Se dice frecuentemente que los ciudadanos urbanos son «fríos». Se piensa que vivir en las ciudades debilita realmente la conciencia primitiva al debilitar la capacidad de las personas para responder a los demás y simpatizar con ellos. Muchos ciudadanos urbanos sufren del síndrome llamado del cerebro medio, un desequilibrio del sistema nervioso autónomo causado por la supresión de los instintos y de la actividad del sistema límbico.

El estrés, el miedo y la ansiedad distorsionan el sistema límbico, suprimen la autonomía de las funciones nerviosas y la secreción interna, y reducen la inmunidad a la enfermedad. Por ello, lo mismo que se dice que los pacientes padecen físicamente, las cargas psicológicas de su pasado y el estrés creado por su entorno social están íntimamente unidos a su estado.

Si hemos de alcanzar la paz espiritual y aumentar la homeostasis de nuestro cuerpo, debernos liberarnos del exceso de actividad del cerebro frontal y activar las funciones del sistema límbico. Además de ser responsable de la acción instintiva y de las emociones, el sistema límbico está profundamente conectado con los nervios autónomos.

Sistema LimbicoEl sistema límbico es directamente influenciado por el contacto con la piel. Por ello, la presión uniforme y constante del Shiatsu, al mismo tiempo que relaja al paciente y potencia sus respuestas, también libera los desórdenes de esa parte del cerebro. Las tensiones nerviosas se manifiestan como tensión muscular, pero la relajación de la piel de todo el cuerpo que crea el Shiatsu origina una catarsis y una relajación en el subconsciente. Uno de los efectos de la terapia Shiatsu es ayudar a los pacientes a obtener una comprensión de la causa subconsciente de su sufrimiento. Por medio de la terapia de los meridianos se incita a los pacientes a afrontar sus problemas sin la intervención de palabras. Además, el proceso de curación del Shiatsu purifica el subconsciente del paciente y lo alienta a su crecimiento espiritual.

( Extraído de TAO Shiatsu. Ryokyu Endo )

 


Escribir una respuesta