LAS VENTOSAS Y EL DOLOR DE ESPALDA

LAS VENTOSAS Y EL DOLOR DE ESPALDA

Las ventosas pueden ser muy útiles para tratar el dolor de la parte inferior de la espalda y la tensión crónica de la parte superior de ella y de los hombros. Se sabe que una lesión puede romper pequeños vasos sanguíneos, con lo que la sangre se acumula en los tejidos.

Esta sangre se congela, obstaculiza la circulación normal de la sangre, el Qi y los fluidos y evita que las fibras musculares resbalen suavemente unas sobre otras. La interrupción de la  circulación normal también influye en el funcionamiento de los músculos y los tendones y hace que la zona lesionada sea más susceptible al frío.

Ambas cosas causan contracción y constricción. Sin embargo, esto puede funcionar de los dos modos. Los músculos que se tensan de forma crónica debido al estrés, malas posturas o desuso también pueden restringir la circulación normal y, con el tiempo, provocar el estancamiento del Qi, la sangre y los fluidos. Este círculo vicioso, cuyo esquema aparece arriba, suele ser el mecanismo que perpetúa los dolores crónicos de espalda.

Imagen2

 


Escribir una respuesta