CHI NEI TSANG – MASAJE ABDOMINAL PROFUNDO

CHI NEI TSANG –

MASAJE ABDOMINAL PROFUNDO:

” Un respiro para los Órganos Internos”.

 Chi Nei Tsang proviene de la combinación de las palabras Chi (energía e información) y Nei Tsang (órganos internos): “Trabajar la energía y la información de los órganos internos” o “Transformación de la energía de los órganos internos”. Se trata de una terapia proveniente de la tradición taoísta china, que consiste en un masaje  en la zona abdominal que produce un efecto reflejo en todo el organismo, activando y/o desbloqueando los flujos energéticos y, por tanto, brindando salud física, mental, emocional, espiritual. 

El Abdomen contiene el intestino grueso, el intestino delgado, el hígado, la vesícula, el estómago, el bazo, el páncreas, la vejiga, los órganos sexuales, la aorta y la vena cava, y gran número de nódulos linfáticos, nervios, músculos abdominales y membranas fasciculadas. Están todos envueltos por el peritoneo, una membrana que recubre las paredes abdominales y pelvianas. Los riñones y las glándulas adrenales se encuentran en la parte posterior, entre el peritoneo y las costillas. La parte posterior de la cavidad está protegida por las costillas, la espina dorsal y la pelvis y músculos.

Los sabios taoístas de la antigua China observaron que los seres humanos a menudo presentan obstrucciones de energía en los órganos internos que provocan nudos y marañas en el abdomen. Estas obstrucciones se producen en el centro de las funciones vitales del cuerpo y restringen el flujo de la energía Qi ( Chi), nuestra fuerza vital. Las emociones negativas, como el miedo, la ira, la ansiedad, la depresión y la preocupación, son las más perjudiciales. El exceso de trabajo, el estrés, los accidentes, la cirugía, las drogas, las toxinas, la mala alimentación y la mala postura también causan problemas.

Cuando los órganos internos están obstruidos, acumulan energías nocivas que pueden inundar otros sistemas corporales y manifestarse en la forma de emociones negativas y enfermedades. Estas emociones negativas y energías tóxicas, siempre en busca de una salida, crean un ciclo perpetuo de energía negativa y de estrés. Si no pueden encontrar una salida, se inflaman en los órganos o se trasladan al abdomen, el “basurero” del cuerpo. El abdomen procesa parte de la basura, pero por lo general en forma más lenta. El centro energético del cuerpo ubicado en el ombligo (corresponde al resonador acupuntural, Ren8, que tiene dos nombre; Shen Qe (Puerta del palacio emocional, del ánimo y del espíritu) y Qi He ( Fusión con el Soplo))   se congestiona y se aísla del resto del cuerpo. La forma del ombligo es un buen indicador de lo que pasa interiormente.

 El Qi, la energía vital, fluye por los canales internos, el sistema nervioso, los vasos sanguíneos y las glándulas linfáticas del cuerpo. Estos sistemas se concentran y entrecruzan en el abdomen, que actúa como su centro de control ( el “Segundo Cerebro”). Se van acumulando así las tensiones, preocupaciones y presiones del día, del mes o del año, y rara vez se disipan. Estas alteraciones provocan el enmarañamiento físico de los nervios, los vasos sanguíneos y los nódulos linfáticos. El resultado es la obstrucción gradual de la circulación de energía.

 El profundo masaje que brinda el CHI NEI TSANG a todos los órganos de la cavidad abdominal, es fuente de bienestar a nivel general. Los taoístas descubrieron que era posible curar la mayoría de las enfermedades una vez que las toxinas y las fuerzas negativas que las provocan se eliminaran del cuerpo.  Es el enfoque más completo para cargar de energía, fortalecer y desintoxicar el sistema interno.   “Escucha ” y ” Atención Con-Tacto “.  Sus beneficios son:

  •  Transforma las emociones negativas que bloquean los órganos, incluso desde antes de nacer y que generan tensiones, dolores y patologías de toda clase. El Chi Nei Tsang facilita contactar con esas emociones, sintiéndolas sin juicios y abriendo la posibilidad de disipar esa carga emocional y sus síntomas emocionales, mentales y físicos, para lograr una salud armoniosa y una vida igualmente equilibrada.
  • Corrige la posición de los órganos internos y los estimula.
  • Detecta y corrige problemas posturales por la falta de balance en las vísceras.
  • Elimina toxinas y tonifica el sistema linfático.
  • Potencia el sistema inmunitario y la resistencia a las enfermedades.
  • Fortalece y mejora el sistema circulatorio.
  • Beneficia a personas con dolores crónicos de espalda, cuello y hombros.

 

 

 

 


2 comentarios

  1. Esperanza dice:

    Donde hacen curso

Escribir una respuesta